EL INICIO

Todo comienza el año 1966 cuando Leonor Sobrino junta a un grupo de 20 mujeres en una de la agrupaciones de vecinos de la localidad, para enseñarles Economía Doméstica. A su vez pensó que si les enseñaba a las mujeres a tejer en el telar, podrían vender su artesanía. Pero este tejido no tuvo el éxito esperado, sin embargo se llego a un importante descubrimiento:
“Un día, una de las mujeres trajo un trabajo a telar, estaba bastante mal hecho, al verme desconsolada, me dijo: “le bordo algo”, cualquier cosa le dije, pensando que no tenía remedio.
Bordó unas flores, que las halle tan primitivas, pensé: ¡pero si esta mujer es una pintora ingenua!” (Leonor Sobrino)
Fuente: Extracto video documental “Lana Mágica”, 1996

La historia de Isla Negra cambia después de que nacen las bordadoras. Este pueblo de monótonas dinámicas entre pescadores y campesinos, comienza a despertar con un grupo de mujeres que moviliza la situación económica ayudando a sus maridos. Son las bordadoras el hito femenino que despierta la fuerza de un modo de hacer totalmente genuino, que las hizo creer en sus capacidades y en el valor estético de sus trabajos.

Réplica del primer bordado

TRAYECTORIA

Son las primeras bordadoras ingenuas de Chile, con un oficio mantenido durante 48 años.
En 1969 se hace la primera exposición en el museo de Bellas Artes, donde se vendieron todos los tapices. Desde entonces se hicieron exposiciones en otras ciudades del país, pero el gran paso fue exponer en el extranjero, como lo fue el año 1972 en París y posteriormente en 1973 en la XII Bienal de Sao Paulo, Brasil. En 1975, los bordados se exhibieron en el Metropolitan Museum of Art en Miami, USA y en el Musée de L’Athenée en Ginebra, Suiza.


POESIA

Se genera una comunión entre ambas expresiones de arte, ya que Neruda admirado por el trabajo del bordado se inspira y escribe para las bordadoras. A su vez el grupo de bordadoras dibuja con sus coloridas lanas a Pablo Neruda, su historia, y la arquitectura de su casa Museo en Isla Negra. El año 1969 le dedica un poema a Leonor Sobrino, llamado Presentación Florida.